Eficiencia Energética

Uno de los aspectos importantes a analizar en una inversión de riego es como influye la energía en el milímetro de agua aplicado. Este insumo (ya sea gasoil o energía eléctrica) es el de mayor incidencia en el costo operativo final de un riego. Por esta razón, este debería ser un factor de análisis profundo previo a la selección de un sistema de riego.

Para que necesito la energía?

Hay tres usos en el gasto de energía para un riego. 1-La extracción del agua, 2-la conducción desde la fuente hasta el lote a regar y 3-la necesaria requerida por el equipo de riego para que se produzca la distribución en el lote.

La sumatoria final de estos tres usos se traducen en una gran cuenta de luz o un gran gasto en gasoil.

En un equipo de riego por pulsos la conducción hasta  el equipo se hace por gravedad, manejando el diámetro de las mangas para mantener una baja presión. La distribución del agua en el lote se hace por gravedad, igual que la conducción y con el cabezal desarrollado por P&R. Este cabezal cuenta con un controlador que funciona con energía solar, este tiene un panel en el frente que carga su batería.

En un sistema de riego por pulsos se elimina el uso de la energía para la conducción del agua hacia el lote y para la distribución del agua en el lote. Reduciendo considerablemente el consumo energético, generando un ahorro significativo en energía eléctrica o gasoil.